CAFÉDUCACIÓN

Temas de educación para acompañar un buen café

standard
febrero 22, 2014

¿Qué cosas valoran en Google y qué tienen que ver con la educación?

«Las notas (o calificaciones) y los puntajes en las pruebas no valen de nada como criterio para nuestras contrataciones…Nos hemos dado cuenta que no predicen nada». La frase es de Laszlo Bock, vicepresidente senior del área Personas del gigante Google.  Obviamente las buenas notas no hacen daño si efectivamente reflejan tus habilidades, precisa Bock, pero como empresa ellos tienen puestos sus ojos en mucho más.

En un artículo publicado en el New York Times, Thomas Friedman desmenuza las principales cualidades en que se fija Google para sus contrataciones, y que tienen mucho que ver con lo que deben ser capaces de formar las instituciones educacionales.

En primer lugar buscan habilidad cognitiva, habilidad para aprender. Eso no es lo mismo que ‘inteligencia’, sino la capacidad de procesar información, de conectar información dispersa.

En segundo lugar, liderzago; pero no del tradicional. El liderazgo tradicional es aquel del tipo «fui presidente del club de ajedrez» o «jefe de ventas». Lo que Google busca es algo diferente: que en una situación determinada del trabajo las personas tengan la capacidad de asumir temporalmente un liderzgo, y asimismo sean capaces de retroceder cuando es mejor que otro lo asuma. En otras palabras, una mirada mucho más dinámica del liderazgo, menos jerárquica.

En tercer y cuarto lugar, humildad y compromiso (en el artículo dice ‘ownership’, pero en español calza mejor ‘compromiso’): capacidad para involucrarse y asimismo saber dar un paso atrás y acoger las buenas ideas de los otros. Ser capaz de aportar tu parte y luego dar un paso al lado. Y ojo, no es sólo humildad en el sentido de dar espacio a los demás, sino de humilidad intelectual.

El atributo menos importante para Google es que las personas sean expertas. Como explica Bock, si contratas a alguien con buena capacidad cognitiva, curiosa, con ganas de aprender, con capacidad de liderazgo, aunque sin conocimiento en el tema, y comparas a esa persona con alguien que es ‘experta’ en un tema, el experto no va a durar. «Lo he visto 100 veces», dice Bock. «A veces el novato cometerá errores, pero también llegarán a veces con soluciones totalmente nuevas». Fuente: New York Times

(Lo que no se menciona en el artículo es que probablemente antes dos personas que tengan los mismos atributos antes señalados, la balanza se inclinará a favor del más experto. Al final del día, Google es un gigante de ingenieros, expertos informáticos, PhDs, etc.)

¿Y qué tiene que ver todo esto con la educación? Bueno, que entre las muchas cosas que hay que ir adaptando en el sistema educacional, con frecuencia se mencionan las habilidades que estamos formando en los estudiantes, tanto en los colegios como en las universidades. Mucho se ha escrito sobre el tema: que se requiere capacidad analítica, de síntesis, de conexión de ideas; creatividad, buen manejo de emociones y capacidad para relacionarse constructivamente (como equipo) con otros, entre varias más. Lo interesante es ver que en una de las empresas más grandes e innovadoras del mundo algunas de estas exigencias son una realidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *