CAFÉDUCACIÓN

Rastreamos noticias de educación y las analizamos en español

video
agosto 04, 2014
Escrito por , en Ed. Escolar

P-Tech: La alianza de un liceo técnico profesional con IBM

En las gradas, mientras miraba un partido de tenis en el US Open, el CEO de IBM se quejaba de lo difícil que les resultaba encontrar trabajadores con las habilidades y conocimientos técnicos que requería la empresa, una verdadera crisis. No hablaba de los grandes puestos de gerencia ni de los puestos que no requieren muchos conocimientos previos. Hablaba de los puestos intermedios que requieren de técnicos especializados. Bueno fue que el receptor de los mensajes trabajaba en el departamento de educación de la ciudad.

Como consecuencia de esa conversación nace Pathways in Technology Early College High School, o como es conocido, P-Tech. Un muy buen ejemplo de un proyecto educativo innovador que involucra a privados y al gobierno. A través de una alianza entre el departamento de educación de New York y el gigante de la computación IBM crearon un colegio técnico profesional que se ha transformado en un modelo a seguir.

Veamos algunas de las características del colegio. A cada alumno se le asigna un tutor de la empresa para que lo guíe durante sus estudios. Por supuesto, se diseñó un curriculum intenso en tecnología y ciencias acorde a las necesidades actuales del mercado y de IBM, que participó en su diseño. La empresa aporta con empleados especialistas full time al colegio. La duración de highschool (o educación media) se alarga de 4 a 6 años y como resultado los estudiantes salen con un grado académico técnico. Los estudiantes tienen un cupo de trabajo en IBM al terminar sus estudios. Por último, la empresa no da dinero al proyecto, que financia el resto de la operación con recursos públicos.

Otra parte fundamental del proyecto es que preparan a los estudiantes para ser parte de un entorno laboral real, a través de una clase llamada “lugar de trabajo”. En esta asignatura los alumnos aprenden a argumentar, debatir, trabajar en equipo y a construir confianza. El Match entre los intereses de los estudiantes y de la empresa ha funcionado de tal manera que la tasa de alumnos que no termina P-Tech es casi nula.

Pese a que recién abrió el 2011 el modelo ya empezó a ser replicado. Colegios en Chicago y otros lugares han formado alianzas con empresas del nivel de Microsoft y Cisco para educar a sus futuros trabajadores. En agosto del 2013 el estado de New York anunció la construcción dieciséis nuevos proyectos que siguen la senda de P-Tech.

En una economía que premia cada vez más el capital humano y que tiene avances tecnológicos vertiginosos, es clave avanzar en la generación de colegios con especialidades técnicas que estén conectados con las necesidades del mercado. Estos establecimientos representan una gran oportunidad de movilidad social para sus alumnos y son parte fundamental del camino que los países deben recorrer en su desarrollo. Definitivamente tenemos mucho que aprender de P-Tech.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *